El proyecto tiene como objetivo definir e implementar mecanismos eficientes de defensa para aquellas mujeres y hombres que viven en las principales comunidades afectadas por los impactos sociales y ambientales que genera la presencia de las empresas transnacionales mineras en la región de Cajamarca. El proyecto establece dos estrategias paralelas: 1)Trabajar mecanismos de formación e incidencia con futuros operadores de justicia sobre los casos de vulneración de derechos humanos de la población afectada por los impactos de la industria extractiva y la criminalización de la protesta por parte del Estado Peruano. 2) Proporcionar asesoría legal a las afectadas así como el reconocimiento y la exigibilidad de sus derechos. Trabajar por la implementación de un protocolo de atención y defiende legal primaria.